Las 3 propuestas para erradicar el abigeato

Publicado: 9 agosto, 2010 en Sin categoría

Hace dos semanas  el agricultor de San Pablo, José Asenjo Cárdenas, denunció en Carabineros de esa comuna que desconocidos ingresaron al fundo Pincoy y robaron una vaquilla preñada de color overo negro, de 250 kilos aproximadamente y avaluada en 350 mil pesos.

En Futrono, la realidad es compleja. Pérdidas por sobre los cien millones de pesos, producto del reiterado y sostenido robo de animales, ha registrado en los últimos seis años el fundo Loncopán en esa comuna de la Región de Los Ríos.

Su administrador general, Marcelo Manríquez, dijo que sólo en julio de este año los cuatreros robaron y faenaron ilegalmente al interior de bosques del mismo predio, un total de 16 animales.

Tras ello, en la Prefectura de Valdivia anunciaron que ya está en marcha el Plan Operativo Táctico de Investigación Antiabigeato.

En la provincia de Malleco, Carabineros realizó un estudio comparativo que determinó un aumento de 69% en la recuperación de animales en esa zona: en el primer semestre del año pasado hubo 165 animales recuperados, mientras que la primera parte  de este año, fueron 279.

Todos estos datos, dan cuenta de una realidad que complica a los ganaderos y campesinos del sur: el sostenido y creciente robo de animales, que debería tener su peak en el mes de septiembre, con las Fiestas Patrias.

Algo que llegó hasta el mundo parlamentario, donde sólo durante el mes de julio se realizaron dos presentaciones para mejorar la persecusión penal de los autores de robos de animales. Estas se suman a otra del mes de junio que apunta en el mismo sentido.

“Estos sujetos están liquidando la economía de los más pequeños y medianos agricultores que al verse afectados con el robo y faenamiento de sus animales destruyen el trabajo que con mucho esfuerzo han desplegado”, señala el diputado Javier Hernández (55-UDI) autor de las tres mociones.

En efecto, si se considera que un vacuno de raza puede costar unos $500 mil, los ganaderos de la Región de Los Lagos -por ejemplo- pierden unos $1.500 millones al año, sin considerar los equinos de raza chilena que tienen algunos agricultores y que también han sido faenados en los propios predios.

Lo paradójico es que mientras las denuncias se incrementan, los detenidos y procesados disminuyen. Durante la última década las denuncias por abigeato pasaron de 1.715 a 4.615 al año. Sin embargo, los detenidos disminuyeron de 398 a 384 por temporada.

De allí que lo que se busque es desincentivar el robo de animales, con penas severas que no sólo representen una detención.

Y hacia allá apuntan las mociones, considerando que -según explican los dirigentes gremiales del sur- este tipo de delitos ya no son cometidos por personas pobres que roban para comer, sino por bandas bien organizadas y que tienen como principal canal de distribución los mataderos ilegales y las ferias libres de las ciudades.

Incluso, el tema será analizado mañana martes en la Comisión de Agricultura de la Ca´mara Baja -entre 15.30 y 18 horas- con diversas autoridades, entre ellas el ministro del Interior; el director general de Policía Investigaciones; el fiscal nacional; el presidente de la Sociedad Agrícola de Bío Bío; el gerente técnico de Sago; y el gobernador de Osorno.

más herramientas

La ley 20.090 establece sanciones para el delito de abigeato, sin embargo no han sido suficientes. De hecho, según cifras que maneja la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, el delito creció en 54 por ciento en los primeros cinco meses de 2010, con respecto a las cifras del año anterior.

De allí que la moción presentada a la Constitución, Legislación y Justicia el 17 de junio,  plantee la urgencia de introducir reformas a la Ley Antiabigeato.

Según se señala en el proyecto, se requieren realizar ajustes vitales para una mejor legislación, como ampliar las facultades investigativas a los fiscales para poder responsabilizar de mejor forma a los culpables, otorgándoles herramientas o elementos pruebas como videos, grabaciones, seguimientos, fotografías, interceptaciones de llamadas telefónicas o utilización de agentes reveladores o encubiertos, entre otras.

Esto, tomando en cuenta las atribuciones que ya tienen los fiscales en el marco de la ley 20.000 de drogas,  específicamente en sus artículos 23, 24 y 25 y asimilándolas a esta normativa.

más fiscalización

La segunda iniciativa -del 8 de julio- pretende facultar a la Autoridad Sanitaria a  investigar el delito de abigeato. Ello pues la práctica ordinaria consiste en carnear al animal en el potrero mismo, dejar allí los restos inservibles y llevarse la carne en un vehículo para ser comercializada en el mercado negro en condiciones higiénicas peligrosas para la salud.

De allí que -según la moción- uno de los principales riesgos de comprar esta carne en lugares no autorizados, es que algunos de los animales robados pueden haber estado bajo tratamiento con antibióticos y otros productos utilizados frecuentemente por los veterinarios y que pueden provocar serios daños a la salud de las personas.

Por ello, se propone que la Autoridad Sanitaria instruya el sumario sanitario correspondiente cuando existan este tipo de prácticas.

ley del loco

La tercera moción – también del 8 de julio – apunta que se tome todo el circuito delictual de los cuatreros, de manera que todos aquellos que participaron en el ilícito sean condenados  y no sólo uno de los eslabones.

En tal sentido, una de las posibilidades que reúne más apoyo entre los ganaderos es aplicar sanciones parecidas a las que contemplaba la “Ley del Loco”, que permitía a la autoridad incautar los vehículos y herramientas que utilizaban las personas que infringían la veda de este molusco.

En particular, se propone que el empresario de transporte y el conductor de dicho vehículo sean solidariamente responsables del costo de mantención y cuidado de los animales incautados por la fuerza pública, los que serán entregados en depósito a un recinto que el Servicio Agrícola y Ganadero considere apropiado para estos fines.

Además, plantea que el transporte empleado en la comisión del delito deberá quedar en un depósito municipal por un periodo no inferior a 6 meses y/o por el tiempo que dure la investigación.

Asimismo, se suma al conductor del vehículo, sancionándolo con el retiro o suspensión de su licencia, permiso o autorización para conducir vehículos por un periodo de 6 meses a un año, si es condenado como autor o cómplice del delito de abigeato; y de uno a dos años en caso de reincidencia.

Po último, se propone que el vehículo motorizado utilizado para la comisión del delito de abigeato quedará imposibilitado a perpetuidad para efectuar trabajos de transporte de ganado o carne en general.

Para lo anterior, el tribunal ordenará al Servicio Agrícola y Ganadero eliminar al vehículo motorizado del registro de vehículos autorizados para transporte de ganado; y a la Autoridad Sanitaria caducar la autorización para el transporte de carne.

visión recogida

El gerente técnico de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno, José Antonio Alcázar, valoró estas iniciativas, que -según señala- recogen la visión planteada reiteradamente por el gremio, en cuanto a aumentar las herramientas para perseguir a los autores de los robos y faenamientos de animales, así como de sus colaboradores.

En ese mismo sentido, Alcázar se mostró confiado de la aceptación que estas mociones tendrán entre los congresistas, de manera que se puedan aplicar lo antes posible.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s