El bosque bajo la lupa académica

Publicado: 30 agosto, 2010 en Sin categoría

De acuerdo a la Ley 20.283 sobre Recuperación del Bosque Nativo y Fomento Forestal, anualmente deben destinarse recursos a la investigación, con el fin de promover e incrementar los conocimientos en materias vinculadas con los ecosistemas forestales nativos, preservación, protección, entre otros.

En ese contexto, se creó el Fondo de Investigación del Bosque Nativo, cuyo primer concurso aprobó la ejecución de 24 proyectos. De ellos, dos se desarrollarán en La Araucanía, encabezados por académicos del Departamento de Ciencias Forestales de la Universidad de La Frontera.

El primero es la propuesta que dirige la académica Zoia Neira sobre la evaluación de fragmentos de bosque nativo en comunidades indígenas, acciones para contribuir en la conservación de la diversidad biológica.

La investigadora señala que es determinante la conservación de estos bosques, ya que cumplen un servicio importante para la etnia mapuche como, por ejemplo, el abastecimiento de plantas medicinales, protección de recursos de agua, entre otros.

“La mantención y ampliación de estos fragmentos de bosque se vuelve hoy un desafío interesante para la academia. A través del conocimiento acumulado en el Departamento de Ciencias Forestales, principalmente del estudio de la composición del bosque nativo, cómo el elemento microbiológico presente en el bosque se transforma en un componente importante cuando queremos pensar en la restauración”, explicó Zoia Neira sobre el proyecto que involucra a 36 comunidades indígenas del sector de Boroa Filulawen (comuna de Nueva Imperial).

El proyecto caracterizará la situación del bosque nativo en ese territorio, identificará las variables del potencial de recuperación; además de establecer plantas de especies nativas a través de ensayos de restauración.

“Una de las expectativas que tenemos es que con este estudio se pueden empezar a dar pasos más certeros en lo que tiene que ver con la restauración de estos bosques, sobre todo en comunidades indígenas”, destacó la experta, sobre el estudio que comenzará en octubre por un periodo de dos años y en el que participarán académicos y estudiantes.

parcelas permanentes

El segundo proyecto lo dirige el académico Christian Salas, quien abordará la remedición y sistematización de información cuantitativa de parcelas permanentes en bosques de segundo crecimiento de roble, raulí y coigüe.

Según el investigador, éstos son los que tienen mayor potencial productivo en Chile y serían relativamente fácil de manejar.

“No existe una información homogeneizada respecto a variables cuantitativas que nos permitan tomar decisión o partir de una línea base relativamente común”, explicó el académico, indicando que se busca sistematizar los datos existentes, “los que son claves para poder proyectar cualquier intervención y para saber cómo han ido evolucionando los bosques; esa información existe aislada pero la idea es reunirla y que sirva de base para futuras investigaciones”.

Asimismo, el proyecto busca generar una serie de modelos complementarios.

En ese caso, la investigación parte en octubre y se extenderá por un año y medio. Y se centrará entre las regiones del Bío-Bío y Los Lagos, donde se distribuye la zona más productiva de los renovales a estudiar.

Allí –cuenta Christian Salas- se identificarán las unidades de muestreo permanente, remedirán algunas y trabajar en los modelos complementarios para sistematizar la información que se espera estudiar a fondo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s