1910: ¿Cómo era Chile agrícola en el año del Centenario?

Publicado: 13 septiembre, 2010 en Sin categoría

En 1907, tres años antes del Centenario, en Chile vivían 3.220.531 habitantes; de ellos, 1.392.026 lo hacían en áreas urbanas; y 1.828.505 personas (57%) en zonas rurales. Es decir, la realidad nacional contrastaba mucho de lo que sucede hoy.

Cien años después, el 83,5% de la población chilena reside en áreas urbanas, mientras que sólo un 16,5% lo hace en el campo. Todo un cambio.

Pero no es lo único que ha cambiado. El agro en el año de la celebración del primer Centenario presentaba una serie de diferencias con el estado actual del sector, aunque igualmente se observan algunas similitudes que llaman la atención.

El investigador Fabián Almonacid publicó en 2005 la tesis doctoral “La agricultura del sur de Chile (1910-1960) y la conformación del mercado nacional”.

Allí consigna que la agricultura tuvo un gran crecimiento en las primeras décadas del siglo XX. Por esos años, el centro de Chile era la zona agrícola principal, mientras que el sur comienza su expansión.

En efecto, en los años previos al Centenario –y hasta 1930- se produjo un crecimiento destacado de la producción agrícola en cuanto a cultivos, especialmente por la incorporación de nuevas tierras en el sur y por la ampliación de las tierras regadas en el centro de Chile.

Asimismo, hubo un incremento significativo en el uso de maquinarias y abonos. Sin embargo, paralelamente se produjo una caída general de los rendimientos por hectárea cultivada.

Por otro lado, el sector ganadero se mostró menos dinámico, apreciándose un estancamiento de la ganadería vacuna; y los problemas de aprovisionamiento de carne vacuna hicieron necesarias permanentes importaciones de ganado desde la Argentina.

En otro aspecto, las exportaciones agropecuarias fueron escasas e inestables, a pesar de que el país estaba volcado al comercio exterior.

Ello, en un escenario en que  se daba una discusión sobre la capacidad agraria del país. Para algunos, Chile no tenía ventajas en este campo y planteaban que se debían cubrir las deficiencias recurriendo al comercio exterior, antes que impulsar un aumento de la producción; otros, consideraban que era necesario fortalecer la agricultura nacional, para evitar la dependencia de un inestable comercio exterior. El tiempo les daría la razón a ambos en distintas dimensiones.

el sur

Hasta antes de 1910, la agricultura se realizaba mayoritariamente en la zona central. Pero esto comenzó a cambiar.

Desde ese año, cada vez fue mayor el peso relativo del sur de Chile, tanto en las actividades como en las hectáreas sembradas.

Considerando los datos existentes para el periodo estudiado, el año agrícola 1912-1913 se calculaba que el país tenía 3,49 millones de hectáreas cultivables, de las cuales 1 millón estaban regadas.

Por ese año, el cultivo efectivo llegaba a 1 millón de hectáreas considerando cultivos anuales, pastos, plantas frutales y viñedos, de las que 644 mil correspondían a cultivos anuales.

trigo

Según se constata en el estudio, en la temporada 1910-1911 se sembraron 392 mil hectáreas de trigo, con una producción de 4,9 millones de quintales métricos; 34 mil hectáreas de cebada, con 736 mil quintales; y 24 mil hectáreas y 270 mil quintales.

El trigo era el cultivo más importante en Chile. Y aquello siguió de esa manera en los años sucesivos, con una sobresaliente expansión de la superficie cultivada, llegando casi a duplicarse en 1927-1928 (746 mil hectáreas sembradas).

Inclusive, daba para vender al exterior. En 1910 Chile exportaba 611.403 quintales de este cereal;  98.677 quintales de harina; y 249.227 de afrecho.

La producción de trigo blanco (excluyendo el trigo candeal) se concentraba en el centro y sur de Chile, entre Valparaíso y Llanquihue.

Entre Aconcagua y Ñuble, el Chile Central, se cosechaba el 47,1% del trigo, mientras el sur producía el 52,6%.

En términos provinciales, la importancia sureña es clara. Malleco era lejos la provincia que más producía: el doble o triple que cualquier provincia del centro, aportando el 16,3% del trigo nacional.

Eso sí, había un efecto: la excesiva explotación de los suelos en Malleco, sin hacer las rotaciones necesarias e incorporando tierras no aptas para cultivos, generó impactos en el corto y mediano plazo.

Según señala la tesis de Almonacid, mientras las rotaciones del suelo habían sido de seis a siete años en 1900, por 1910 bajaron a tres o cuatro años, fijándose finalmente en tres años. Esta rotación no permitía al suelo recuperarse.

De esa manera, el monocultivo terminaría erosionando gravemente los suelos de parte de esa provincia y reduciendo los rendimientos en las décadas siguientes.

La zona al sur de Malleco tenía también gran importancia en la producción triguera, especialmente Cautín y Osorno (en ese momento perteneciente a Llanquihue), pero no más que cualquiera de las provincias de Chile central.

Por esta época, la zona entre Cautín y Osorno llevaba algunas décadas expandiendo rápidamente su producción; la mayoría de sus propiedades eran de reciente formación y el ferrocarril que unía con el centro del país llevaba apenas unas décadas o menos de funcionamiento.

Fue con la llegada del ferrocarril a Puerto Montt, capital de la provincia de Llanquihue, en 1911, que el desarrollo agrícola adquirió nuevas posibilidades.

Como la producción triguera era relevante en el sur, su mercado principal estaba en el norte y centro de Chile, pues de esa manera completaba la demanda no satisfecha por la cosecha del centro.

Otro tema que llama la atención es que las provincias centrales, al sur de Santiago, excepto Maule, eran grandes productoras de trigo. En los años siguientes, Chile central derivaría su actividad a otros rubros, disminuyendo la cosecha de trigo, el que se desplazaría al sur.

Lejos más atrás del trigo venían cultivos como la cebada y avena, cuya producción era tan o más inestable que la del trigo.

La cebada vivía de la demanda de la industria cervecera nacional, en expansión, y de la exportación. La avena se destinaba a exportación y a la ganadería nacional. A diferencia del trigo, que se cultivaba en gran parte del país, la cebada era un cultivo del centro. Y la avena lo era del sur de Chile, por lo que el impacto local de estos productos, a pesar de su menor importancia, era relevante para algunas zonas.

papas

En el caso de las papas, otro cultivo destacado, su siembra y producción aumentaba de manera importante. En 1910 se sembraron 28  mil hectáreas y se cosecharon 2,3 millones de quintales. 20 años más tarde, eran 51 mil las hectáreas sembradas y 4 millones de quintales cosechados. El rendimiento promedio era de 82,7 quintales por hectárea en 1910.

Por esa época se contaban dos grandes zonas productoras. Una, las provincias en torno a Santiago, entre Valparaíso y Curicó, que producían el 34,7% del total país.

La segunda, desde Cautín a Chiloé, que aportaba el 44,7% de la producción nacional. La gran cosecha del sur, especialmente de Llanquihue y Chiloé, provocaba en el año del Centenario una situación que se mantendría sin resolver por varias décadas: un exceso de papa en el sur, que debía venderse en el resto del país o en el exterior.

El escenario era muy parecido al actual: el crecimiento sostenido provocaba un problema de sobreproducción, superando las necesidades del mercado nacional, por lo que comenzó a ser normal la existencia de excedentes que requerían venderse en el extranjero. Pero eso no era simple y al final las dificultades para exportar provocaban normalmente fuertes bajas en el precio de las papas. Como hoy.

el ganado y la leche

En cuanto al ganado, a partir de 1910 y hasta 1930 la masa bovina tuvo un lento crecimiento. Se estima que en 1910 existían 1.635.140 cabezas bovinas; 1.636.053 ovinos; 205.680 caprinos; y 177.687.

En el sur, la masa vacuna era importante entre Malleco y Llanquihue, destacando Valdivia y Osorno. En esa zona la ganadería vacuna era una actividad privilegiada, por la abundancia de pastos.

Además se habían ido talando bosques, generando praderas que se mantenían por la humedad del clima gran parte del año. De esa manera, sin grandes esfuerzos, los vacunos se criaban en medio del bosque, aprovechando la abundante vegetación. Paralelamente se iban creando praderas artificiales.

En tanto, en 1910 había 183.443 vacas en ordeña, las que producían 117,8 millones de litros de leche.

 La actividad lechera, tenía un importante desarrollo en torno a Santiago. Gran parte de ella se destinaba a proveer de leche fresca a las grandes ciudades y, en zonas más alejadas, como Colchagua, a producir quesos.

Ya en ese momento, la lechería tenía su mayor desarrollo entre Malleco y Llanquihue, principalmente en Valdivia y Osorno, que contaba con el 38% de las vacas ordeñadas. La producción se destinaba a leche fresca y, en su mayoría, a queso y mantequilla.

De este último producto, Llanquihue producía el 59,3% del total nacional.

Sin embargo, la producción lechera del sur era menor que la del centro, a pesar de tener más vacas.

Ello se debía a que el sur practicaba una lechería de temporada (primavera-verano), entre octubre y marzo de cada año, cuando los pastos eran más abundantes.

En el otoño-invierno la mayoría de las vacas no se ordeñaban, enviándose a pastar en los bosques y praderas. En el centro, por el contrario, se practicaba principalmente una lechería permanente, como en Santiago, y por supuesto los rendimientos anuales eran mayores.

Otra diferencia se daba en la crianza: en el sur se realizaba la crianza del ternero sin destete, mientras en el centro se aprovechaba completamente la leche en producción y la crianza se hacía con forraje o, directamente, se beneficiaba al ternero. Ello establecía una mayor producción anual en el centro, pero implicaba que pasados unos años debía hacerse la renovación completa del ganado lechero, lo que se hacía ordinariamente comprando nuevas vacas en el sur.

El uso de abonos era muy bajo, pese a Chile era un país de abundantes yacimientos minerales. Esto debido al alto costo que requería su traslado desde el extremo norte del país hasta las zonas agrícolas del centro y sur.

Además, Chile volcaba la mayor parte de su producción minera al mercado externo, donde obtenía precios mayores.

políticas

Mientras Chile festejaba su primer siglo como país independiente, gran parte, por no decir todas, las actividades de investigación y fomento productivo agrícola se reducían a Chile central, concretamente a Santiago.

En 1910 la acción del Estado en materia agrícola se reducía a las actividades de enseñanza (educación técnica y profesional) y algunos servicios agrícolas.

Ello, debido a que el personal para atender las pocas actividades gubernamentales era insuficiente.

En tal sentido, el país estaba dividido en tres zonas (norte, centro y sur), cada una con un agrónomo encargado de la extensión agrícola, investigación y apoyo a agricultores. El del sur abarcaba una extensa zona desde Ñuble a Chiloé y, además, era el director de la Escuela Agrícola de Temuco, la única de ese tipo al sur de Concepción.

Se trata de un tema recurrente, que  hasta el día de hoy, con las distancias evidentes, se reclama entre los agricultores y gremios que han visto cómo Chile agrícola ha cambiado en algunos aspectos en cien años. Pero en otros no.

EL AUTOR

Fabián Almonacid Zapata es licenciado en Historia de la Universidad Austral de Chile (Uach); magíster en Historia de la Universidad Católica de Valparaíso; y doctor de la Universidad Complutense de Madrid.

Justamente para lograr este último grado realizó en 2005 la investigación denominada “La agricultura del sur de Chile (1910-1960) y la conformación del mercado nacional”, la que fue dirigida por el profesor Pedro Pérez Herrero.

Hoy es el director Escuela de Historia y Ciencias Sociales de la Uach.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s