La profunda crisis de la carne “che”

Publicado: 27 septiembre, 2010 en Sin categoría

La industria de la carne en Argentina pasa por una profunda crisis. Las cifras hablan por sí solas. Si se toma como referencia la producción de carne de vacuno, se aprecia que ésta descendió 22% en el primer semestre en relación con el mismo periodo del año anterior, llegando a 1,54 millones de toneladas.

Datos aportados por Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Crrea), señalan que la capacidad ociosa del sector ronda el 40 por ciento. Y agrega que entre 20 y 25 plantas frigoríficas se cerraron en lo que va del año.

Hace algunos días, la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados (Ciccra), dio a conocer que esta baja se debe a la fuerte caída de la oferta de ganado, provocada por la intervención oficial en el sector y a la grave sequía entre 2008 y 2009, que llevó a los ganaderos a liquidar sus explotaciones y dedicarse a la agricultura.

En efecto, el sacrificio de animales, entre enero y julio de 2010, bajó un 24,1% hasta los 7 millones de animales bovinos, lo que impactó en el cierre de una serie de industrias.

Y el impacto, evidentemente, ha llegado al comercio exterior. A mediados de 2008, se anunciaba como gran novedad que Paraguay había desplazado a Argentina como  proveedor principal de carnes en Chile.

Dos años después la tendencia se mantiene. Argentina se ubica como el segundo proveedor chileno con el 10,8% de participación de mercado, pero muy lejos de Paraguay que supera el 70%.

Al otro lado de la Cordillera de Los Andes explican que a la disminución del sacrificio se añadieron las restricciones a la exportación de carne, como una medida para abastecer el mercado y evitar alzas de precios internos.

Pese a ello, el consumo promedio de carne de vacuno cayó en 17,7%, situándose en la actualidad en 56,6 kilos por habitante al año. Con ello, el país bajó al segundo lugar del ránking mundial de consumo de carne, siendo superado por Uruguay que alcanzó los 58,2 kilos por persona en 2009.

Y además, se comenzaron a perder mercados importantes, con un gran beneficiado: Uruguay. Hasta mediados de agosto, las exportaciones argentinas alcanzaron las 119 mil toneladas; y Uruguay, llegó a las 174 mil toneladas.

¿La diferencia? Mientras Argentina cuenta con una masa ganadera de unas 48 millones de cabezas, en Uruguay, no llegan a las 12 millones.

Junto con ello, en la temporada 2009-2010 Argentina no alcanzó a cubrir su Cuota Hilton a la Unión Europea (faltaron 10.000 toneladas) debido a la falta de oferta y una mala administración de los porcentajes por parte del gobierno, dicen en el sector.

“En 2009, en Argentina se faenaron 16,2 millones de animales, con una producción de carne de 3,4 millones de toneladas, mientras que en el 2010 la faena bajaría a 11,8 millones de bovinos, con una producción cercana a los 2,6 millones de toneladas, estima el consultor ganadero argentino Ignacio Iriarte.

Y es allí, según el experto, donde está el problema que hace tambalear a una veintena de empresas del rubro.  “Hay menos animales para procesar”, acota.

El presidente de Ciccra, Miguel Schiaritti, estima que no menos de 6 años llevará al país recuperar el terreno perdido. Otros especialistas menos auspiciosos, señalan que recuperar la masa ganadera que perdió en los últimos años no se puede hacer en menos de una década. El problema es para largo. Como para olvidarnos de comer carne argentina por un tiempo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s