El despegue de la frutilla nativa

Publicado: 12 octubre, 2010 en Sin categoría

 La frutilla nativa chilena (Fragaria chiloensis) tiene varias diferencias con su “hermana”, la frutilla comercial (F. x ananassa) que vemos durante varios meses en supermercados y ferias. Una de ellas es que la primera tiene bajos rendimientos y una época de producción y disponibilidad muy corta en el mercado; además se produce artesanalmente a campo abierto y con escaso uso de tecnología.

Pero como contrapartida,  debido a su calidad, puede alcanzar precios que oscilan entre los $3.000 y $4.000 el kilo, más del doble de lo que se paga por el kilo de frutilla comercial.

De allí que existan investigadores interesados en propiciar su producción.

El proyecto “Extensión de época de cosecha y de la presencia en el mercado de la frutilla nativa chilena”, financiado por el Ministerio de Agricultura, busca proponer alternativas de manejo agronómico de esta fruta y que sea incorporada por pequeños agricultores de las zonas costeras ubicadas entre las regiones del Maule y La Araucanía.

La iniciativa, a cargo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA) y la Universidad de Talca, tiene por objetivo generar una estrategia comercial para este fruto.

Y hasta ahora, ya se han visto algunos resultados. Ensayos realizado con túneles en Contulmo y Putú, en Bío Bío y Maule, ha permitido adelantar hasta 10 días el peak de cosecha.

Asimismo, con sistemas de hidroponía de baja tecnología se ha expandido la época de cultivo a 10 semanas, lo que supera ampliamente las 3-4 semanas que se logran con cultivos al aire libre.

“En el futuro se podría ampliar aún más el periodo de producción de fruta con las variedades en desarrollo que se están generando en el programa de mejoramiento genético, las cuales expanden entre 2 y 3 veces la época de producción respecto al material silvestre que se usa actualmente”, sostiene el coordinador de la iniciativa y profesor de la Universidad de Talca, Jorge Retamales.

Además, se han logrado aumentos significativos en el tamaño y calidad de los frutos que van entre 40 y 112%. Y los cultivos hidropónicos lograron en su primer año producir el equivalente a 1,8 toneladas por hectárea versus la producción nula que se obtiene con producción al aire libre.

Pese a eso,  aún existen brechas. Los productores de frutilla comercial logran rendimientos promedio de 25 toneladas por hectárea, mientras en zonas aledañas los que cultivan frutilla nativa alcanzan 3 a 5 toneladas. “Pero con los manejos desarrollados en el presente proyecto, se ha logrado duplicar los rendimientos, con lo cual se estaría llegando a las 10 toneladas por hectárea”, expresa Retamales.

 Al respecto, el ejecutivo de innovación de FIA y supervisor de la iniciativa, Fernando Arancibia, plantea que este proyecto apunta a resolver una problemática importante del sector y “significa una oportunidad única para posibilitar que esta especie nativa se convierta en un cultivo viable para pequeños y medianos productores agrícolas de la zona centro-sur de Chile, cuya comercialización debiera apuntar a mercados de nichos”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s