La eterna búsqueda del pastoreo eficiente

Publicado: 25 octubre, 2010 en Sin categoría

La experiencia indica que animales más livianos pastorean más intensamente, lo que favorece el crecimiento de la pradera, su densidad y calidad. Allí surge una duda: ¿es posible hablar de manejo eficiente del pastoreo?

Esa es la pregunta que un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad Austral de Chile a las cuales están buscando respuestas.

Desde 2009, el doctor Ignacio López, del Instituto de Producción Animal de la facultad, desarrolla junto a su equipo un estudio financiado por el Consorcio Lechero que se denomina “Desarrollo y actualización de bases técnicas y económicas para el manejo de pastoreo eficiente”.

Se trata de una iniciativa que busca, entre otras cosas, diseñar estrategias de manejo de pastoreo para una producción de leche sustentable y elaborar un manual de pastoreo. Así, esperan identificar y actualizar los factores relevantes, considerando la productividad de la pradera, el tamaño y peso de la vaca y la superficie de pradera pastoreada en un momento dado.

El coordinador del área de estudios y proyectos del Consorcio Lechero, Octavio Oltra, explica que una de una de las líneas  de trabajo de esta  entidad es la transferencia tecnológica desarrollada por los socios que participan de este proyecto.

En tal sentido, el estudio pretende  determinar el efecto de la intensidad de pastoreo sobre la estructura de la pradera, la composición botánica y las características del suelo.

Junto con ello, buscan evaluar el efecto del pastoreo sobre la capacidad competitiva de especies pratenses y su relación con cambios en atributos productivos y de calidad de la pradera; y definir las interrelaciones y los efectos cruzados entre el tamaño de animal, intensidad de pastoreo, pastoreo selectivo y utilización de la pradera sobre características de la pradera y del suelo.

En ese marco, hace algunas semanas se desarrolló un “Día de Campo” -organizado por Cooprinsem, el Consorcio Lechero y la Uach-, donde se trataron algunos de los aspectos estudiados y resultados ya obtenidos en la estación experimental Santa Rosa de la universidad.

Uno de ellos fue el  impacto del peso de las vacas lecheras que pastorean,  sobre las características  físicas del suelo y los atributos productivos y de  calidad de la pradera.

Además, se explicaron estrategias para el mejoramiento sustentable de praderas basadas en el mejoramiento de praderas vía fertilización, el pastoreo intensivo y su efecto sobre el crecimiento de las praderas y la eficiencia de utilización de la pradera. Y junto con  ello, también se analizó y discutió el impacto del peso de la vaca lechera sobre la producción de la pradera y la estabilidad del suelo en el tiempo.

El otro tema que se desarrolló,  fue el pastoreo invernal en relación a la carga animal instantánea aplicada, es  decir, el número de animales que pastorea una superficie en un determinado momento, sobre las características físicas del suelo y atributos de la pradera.

Ignacio López agrega que hay algunas variables que se pueden regular. Entre ellas están el número de animales, la superficie entregada al pastoreo en dicho momento, y el tiempo que ellos permanezcan allí. “Esto, de manera que el suelo no pierda sus características físicas, por ejemplo,  para conducir y retener agua, y que a la vez la pradera sea estimulada a generar nuevos crecimientos, y se mantenga densa. A mayor carga animal instantánea aplicada, se debería disminuir el tiempo de pastoreo en dicha superficie”, subraya el investigador.

Para el especialista,  es importante considerar que un “pastoreo intensivo exitoso, requiere un suelo sin problemas de fertilidad. La fertilización es vital para que las especies pratenses de alto crecimiento y calidad persistan en la pradera”.

En cuanto a los resultados del estudio en este aspecto, el investigador señala que la alta carga instantánea de animales aplicada efectivamente ha alterado atributos físicos del suelo. “Pero luego de dos inviernos aún no se ha llegado al punto en que dichas alteraciones generen restricciones para el crecimiento de la pradera”, acota.

Agrega que el suelo trumao ha mostrado tener una alta capacidad de recuperación física al pastoreo invernal. Y comenta que en los dos pastoreos invernales aplicados, el tiempo total para cada pastoreo fue de 2 días. La carga animal por hectárea fue equivalente para ambos tratamientos: baja carga animal instantánea (50 vacas/ha/2 días); y alta carga animal instantánea (200 vacas/ha/12 horas).

El equipo de trabajo está integrado por Oscar Balocchi, José  Dörner, Dorota Dec, Juan Pablo Keim, todos profesores; y los estudiantes de postgrado Mary Negrón, Constanza Descalzi y Pablo Loaiza.

5 resultados preliminares

Uno de los desafíos de este estudio,  en  el caso del tamaño de la vacas, es evaluar,  si efectivamente las vacas pequeñas (380 a 500 kilos) son mejores cosechadoras de praderas al pastorear, que las vacas grandes (más de 550 kilos)

Asimismo se buscaba valorar si las vacas grandes al pastorear, generan una mayor destrucción de ella y del suelo que las pequeñas.

 En este sentido,  luego de dos años de comenzado el estudio ya se han obtenido resultados preliminares.

1.-  La pradera con las vacas pequeñas, tiene una mayor densidad, y una estructura  más cercana al suelo, que la pradera manejada con vacas grandes.

2.-  Las producciones totales anuales de las praderas estudiadas son muy similares.

3.- La pradera manejada con vacas grandes, presentan una mayor incidencia de especies de hoja ancha, lo que podría incidir en una mayor cantidad de uso de herbicidas. Estos resultados se relacionan a los del primer punto.

4.- A pesar  de la diferencia de tamaño y peso de los grupos de vacas utilizados, los niveles de alteración en la estructura del suelo para las praderas pastoreadas con vacas pesadas, no se han alcanzado valores que constituyan una limitación para el crecimiento de las praderas.

5.- Las vacas pequeñas efectivamente son más eficientes en cosechar la pradera que las vacas grandes. A igual carga animal y tiempo de pastoreo, las vacas pesadas dejan un residuo mayor en la pradera que las vacas livianas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s