Los temas que la Fisur 2010 puso en el tapete

Publicado: 8 noviembre, 2010 en Sin categoría

Tomás Erber Rudolph aparece como un hombre duro. El presidente de la Sociedad Agrícola y Ganadera de Osorno -Sago- se caracteriza por decir las cosas por su nombre y sin muchos rodeos.

Fiel a su estilo, la inauguración de la que debe ser la feria agropecuaria más importante de Chile -la 87ª Sago Fisur- fue el escenario escogido para un discurso en el cual el gremio planteó al Gobierno los desafíos que esperan se materialicen para darle un impulso a la “competitividad del  agro”, uno de los conceptos que trascendió su alocución.

“Hoy nuestra agricultura tiene un gran problema. Vemos que rubros como la carne, leche y frutales, con excelentes posibilidades de desarrollo en los mercados de exportación, pierden competitividad gracias a un tipo de cambio que no nos favorece. Vemos con preocupación que tenemos exportaciones de cobre exitosas versus la pérdida de competitividad para el resto de la economía de regiones. La agricultura es una actividad que amamos y nos preocupa cómo, por decisiones centralizadas y equivocadas, el esfuerzo de los productores puede quedar a la deriva”, señaló apenas minutos después de comenzar su discurso.

De paso, mencionó lo “complicado que es vivir al sur de Santiago, haciendo patria y generando desarrollo en las regiones” y comparó el aporte del cobre versus el agro.

“El cobre sólo se produce en el norte y si bien su aporte al Producto Geográfico Bruto es importante, la agricultura contribuye a alimentar, dar empleo permanente y mantener soberanía geográfica y alimentaria, entre una serie de otros innegables beneficios”, señaló, agregando que considera injusto que el sector agropecuario pague el costo de la bonanza del metal rojo.

Como propuesta, mencionó destinar más recursos a los programas que mejoren la competitividad, como por ejemplo, el Sistema de Incentivo y Recuperación de Suelos Degradados, “instrumento fundamental a partir del cual puede sustentarse una producción ganadera y de cultivos más competitiva y amigable con el medio ambiente”.

ganadería

El segundo aspecto que preocupa al gremio sureño es la disminución de la masa ganadera. Por ello, según Erber, es urgente que las autoridades desarrollen un Plan Ganadero concreto y que efectivamente impulse el crecimiento de la masa ganadera nacional.

“Lo contrario implicaría acentuar la ya peligrosa dependencia del Mercosur, perjudicando a los consumidores nacionales y poniendo en serio riesgo de desaparición del rubro carne bovina”, advierte.

Pero de paso, hizo un llamado a la industria a sumarse a este trabajo. “De lo contrario, nos enfrentaremos a potreros vacíos sin ganado para engorda y a industrias trabajando al mínimo de su capacidad o, prácticamente, en quiebra. Es contradictorio luchar por aprovechar los tratados de libre comercio para la ganadería mientras nos enfrentamos a un sector que año a año disminuye su tamaño producto de políticas erradas”, asegura.

En tal sentido, plantea la “necesaria modernización” del Servicio Agrícola y Ganadero y un cambio de la relación que debe tener este servicio con el sector ganadero.

“Es urgente propender a una adecuación hacia los estándares exigidos por los países que compran nuestros productos, ni más ni menos.  Hoy no sacamos nada con tener exigencias superiores a la de los mercados mundiales, si ello implica mayores costos y finalmente producto de ellos no podemos acceder a los mercados internacionales. Es así que a través de las entidades públicas, el Gobierno debe ser un ente servidor de la empresa agrícola y no al revés”, acotó.

contexto

Según el presidente de Sago, en el marco de la competitividad, los productores agrícolas requieren de un profundo mejoramiento de la educación y conectividad rural.

“Reconocemos en los trabajadores agrícolas a nuestros colaboradores más valiosos. Pero buscamos que, a nivel laboral, se generen reformas que recojan nuestra realidad como sector: nuestros tiempos, horarios y dependencia de los ciclos biológicos, buscando el bien común para empleador y trabajador. La burocracia y las leyes orientadas a las empresas ubicadas en la ciudad no sólo no nos sirven, sino que nos complican y también nos desincentivan”, dijo, llamando a adecuar la realidad del trabajo a lo que sucede en el mundo rural.

En ese sentido, realizó tres solicitudes concretas: redefinir el sistema de cálculo de las tasas de accidentabilidad para las empresas de menor tamaño; adecuar la jornada laboral del sector lechero; y mejorar la cobertura de prevención a las empresas medianas y pequeñas. “Acciones como éstas contribuirán a generar ambientes laborales exitosos y, por supuesto, mayor competitividad”, expresó.

transparencia

Uno de los temas más recurrentes durante esta temporada, en materia agrícola, se relaciona con la transparencia de los mercados y de la comercialización de los productos.

Así es como Erber mencionó que seguirán insistiendo en la necesidad de perfeccionar los mercados. A su juicio, no puede ser que los agricultores trabajen para, finalmente, endeudarse o sufrir los coletazos del mercado y “a la vez viendo los suculentos resultados económicos de las industrias que reciben nuestros productos y de los bancos que dicen financiar a nuestra actividad”.

En ese orden, expresó su confianza en que la Fiscalía Nacional y su Unidad Agrícola funcionen adecuadamente, dando como ejemplo lo acontecido este año con la leche y el trigo.

“Recientemente, vimos cómo, mientras el máximo ejecutivo de Fonterra anunciaba mayores precios de la leche a nivel mundial y sus remates registraban alzas importantes, en Chile, Soprole encabezó la baja del precio a los productores.  También esperamos más transparencia en el mercado del trigo y los otros granos que representan parte importante de la agricultura nacional. En este ámbito, hacemos un llamado a los parlamentarios para que aceleren la tramitación de la ley de muestras y contra muestras, actualmente en discusión en el Congreso”, aseveró.

Desde su perspectiva, para que los mercados funcionen, es necesario sentarse a conversar serena y tranquilamente. “Todos tenemos derecho a ser exitosos en lo que hacemos, cuando lo hacemos bien, pero no podemos ser atropellados dentro de un Estado de Derecho por un jugador más grande”, dijo en referencia al mundo industrial.

La seguridad

La seguridad de los agricultores y ganaderos en el campo fue uno de los aspectos donde más énfasis colocó el presidente de la Sago.

En efecto, dijo que en la provincia de Osorno se desarrolla de buena manera el trabajo del Comité Antiabigeato, encabezado por el gobernador Rodrigo Kauak que “a poco andar ha canalizado junto a las reparticiones públicas competentes, sus esfuerzos en disminuir este flagelo y con prometedores resultados”.

Sin embargo, planteó su preocupación por la falta de resonancia del tema a nivel central y de cierto grado de lentitud en presentar al Congreso un proyecto de ley que permita mejores técnicas de investigación y faciliten la persecución de estos delitos por parte de las policías y ministerio público.

“Es por ello que solicitamos a nuestras autoridades a acelerar las acciones para garantizar en la medida de lo posible la seguridad en el sector rural y proteger a los miles de chilenos que viven en el campo”, sentenció Erber.

Cruzat y el financiamiento

A su turno, el subsecretario de Agricultura, Alvaro Cruzat, dio a conocer ante la audiencia en la inauguración de la Sago Fisur 2010, una serie de medidas  dirigidas a mejorar el acceso al financiamiento del agro.

los avances ministeriales en materia de financiamiento del sector agropecuario.

Entre ellas, una normativa de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, que ordena a los bancos cumplir con diversas disposiciones que permiten una mayor competencia en el sector, beneficiando directamente a las pymes agrícolas y pecuarias del país. La normativa describe cuatro medidas que se implementarán en los bancos, cuyo objetivo es mejorar la capacidad de negociación de los clientes, agilizando los procesos de movilidad de los deudores en la industria bancaria, de modo que puedan acceder a las mejores condiciones que les ofrezca el mercado.

El problema del acceso a financiamiento, a juicio de Cruzat, ha pasado a ser un importante freno para la competitividad, lo que preocupa profundamente, ya que afecta el emprendimiento, la inversión y el empleo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s